Mi sobrino me comio duro


Anónimo
Hola mis amores, como esta es mi primera historia me presento, mi nombre es Ania, tengo 46 años, soy un poco gordita, culona, ​​dura, pechos grandes, muchos hombres se dan la vuelta cuando paso por la calle jejeje ‘vivo en Joinville- SC, tengo 20 años de casado, con Marcelo, un ejecutivo que vive viajando por trabajo, así que siempre necesito un rabo jajaja.
Bueno, yo tengo una hermana que vive en el interior de Rio Grande do Sul, que tiene un hijo de 19 años, a quien no veía desde hace tiempo, hace unos días me llamó mi Hermana, preguntando si podía recibir a mi sobrino por unos días, porque tendría que hacer un examen aquí, tal vez para ir a la facultad de derecho, vine enseguida, mi marido estaba de viaje y una compañía en casa estaría bien.
El día señalado fui a la estación de autobuses a recoger a mi sobrino, cuando llegué me impresionó el chico, lo voy a llamar Fê, el chico había crecido, era guapo, un hombre moreno, de 1,80 cm de altura y fuerte, del tipo que va al gimnasio todos los días, cuando se bajó del bus, nos abrazamos, y sin querer me besó en la comisura de la boca, estaba todo avergonzado en ese momento, pero confieso que mi coño empapado en ese momento, en el camino de regreso a casa, no pude prestar atención a lo que dijo, recorrí todo el camino recordando ese casi “picoteo” de sabroso de mi sobrino, pero traté de olvidar, al llegar a casa fui al frente, hacía calor, y estaba usando un vestido pegado a los que tienen escote en el costado de la pierna, me puse frente a mi sobrino, pensando como provocarlo, estaba loco al sentir esa polla llenándome el coño sediento de una polla, así que me andaba contoneando como una puta, hora u otra mirándome atrás, en una de esas miradas me di cuenta de que mi Inho estaba emocionado, porque los shorts estaban abultando, su polla ya estaba dura, entrando a la casa pronto cerré la puerta y no le dejé decir nada, puse un beso en esa boca carnosa, y al mismo tiempo me devolvieron, bajé besando esa barriga lleno de “gominhos”, hasta que llegué a mis shorts, luego lo miré, con cara de puta, y le saqué esa polla, me impresionó el tamaño de esa jeba, debió ser 23cm, toda rapada, apenas cabe en la boca, pero No fingí, me tragué todo, mientras oía decir a mi sobrino.

  • No sabía que la tía era tan traviesa y tan caliente
  • La tía es muy traviesa, y está loca por tomar tu Leitinho y luego darle un coño muy sabroso.
    Pronto comencé a chupar de nuevo, lamí las bolas hasta mi cabeza, y él gimió diciendo “chupa a mi tía perra, chupa la polla de tu sobrino, te follaré todos los días mientras esté aquí”.
    Pronto anunció que iba a correrse, chupé más rápido, masturbándome al mismo tiempo por él, no tardó y me llenó la boca de semen, se lo tragó todo, estaba perfecto, hasta su follada estaba caliente, le limpié la polla, no tomó mucho tiempo y fue difícil de nuevo y dijo:
    ahora quiero follar con la tia
  • luego folla el coño de tu tía.
    Ni siquiera terminé de hablar, me arrancó el vestido dejándome solo en bragas, porque no suelo llevar sostén, entonces comenzó a chuparme los pechos, como si tuviera hambre, luego me puso el 4, y bajó a mi coño, en ese momento Ya no podía controlarme, su lengua llenaba mi coño, de vez en cuando usaba su lengua en mi trasero, no pasó mucho tiempo y me corrí en su boca, gemí fuerte diciendo:
  • Vete a la mierda, jode a tu perra.
    Todavía estaba a cuatro patas, solo sentí que ese jeba gigante me rompía el coño, me folló duro y rápido, tuve como 3 orgasmos en menos de 2 minutos, nadie me había hecho correrme así, ya estaba flácido, mis piernas ya estaban temblando, me golpeó el trasero fuerte y dijo que yo iba a ser su putita, que a partir de ese día él sería mi macho, y yo seguía gimiendo, ya no respondía por mí, entonces habló.
  • ahora tu sobrino te comerá el culo
    Al principio lo negué, pero no hubo escapatoria, ya me estaba mandando en ese momento, escupió en mi culo, lubricandolo mucho, y de repente me lo puso todo de una vez, aullé de dolor, pero pronto el dolor pasó y la lujuria se apoderó de mí. dime, yo no sabía como estaba aguantando a ese monstruoso capullo, entonces me jodió fuerte y le dije, ve mi macho, cómeme el culo, come, luego anunció el placer otra vez, y yo también corrí dos veces más, luego él inundó mi puto culo.
    Nos acostamos cansados ​​uno al lado del otro, nos juntamos y nos fuimos a la ducha, ahí me volvió a comer y yo le tomé toda su leche, ahora todas las mañanas tomo leche cuando mi marido se va a trabajar, invité a mi sobrino a vivir con nosotros, no soy tonto derecho kkk.

DE ELLOS (Ficción erótica de recuerdos sexuales de ellos)
https://go.hotmart.com/M45318843L
https://go.hotmart.com/M45318843L?dp=1

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s