Este me atrapó tan… ¡qué cachonda!


Anónimo
Hola, soy Ale, una rubia que crecí en un pequeño pueblo del campo de Rio Grande do Sul. Vine a Pelotas para hacer mi universidad, y hasta entonces había salido con un solo chico, con el que me quedé por mucho tiempo, hasta que descubrí que algunas cosas que me desagradaban en cuanto a la naturaleza y hemos terminado. Como es mi primer cuento me describiré: rubia, ojos color miel, 1,72 / 63 kg, y me gusta mi culo y mis pechos que son grandes sin exagerar y con pechos muy rosados, mi pez es rosado además de mi agujerito, me gusta vestirme bien y se que llamo la atención.
Bueno, pero el caso es que a los 27 años salía con un chico, pero esperaba más, me trató bien, salimos a caminar, pero el sexo era como el de mi ex, es decir, muy trivial y yo escuchaba a mis amigos y compañeros hablando en alto sexo, solo para que te hagas una idea ninguno de mis novios me había pedido sexo anal, y tampoco dejé que se corrieran nunca en mi boca, hasta chupé, pero lo confieso con cierto disgusto.
Una noche fuimos invitados por un par de amigos a ir a una parrilla, y ahí estamos cuando llega un amigo de los novios, un chico muy guapo, casi tan alto como mi novio, pero de ojos verdes y buena piel. bronceado, resumiendo para ti una TESIÓN de un hombre, y sentado con nosotros y éramos los 5 hablando, descubrí que era de una ciudad cercana a la mía, solo que aún más pequeña, y comencé a hablar mal de mi ciudad y comencé a ponerme de mal humor, hasta Pedí ir a casa, y ese día pedí quedarme en mi casa y en el camino solo estaba hablando mal del chico con mi novio. Pasó una semana y yo me había quedado en casa de mi novio, y me dijo que antes de dejarme en casa teníamos que pasar por un chico que iba a trabajar con él ese día. Cuando el chico salió del apartamento era el chico de la cena, me cabreé y fui a decir una palabra en casa, esto pasó antes del Carnaval.
Después del Carnaval salimos a cenar en un grupo numeroso, y cuando veo al chico que hablaba mal de mi ciudad, y por casualidad, la única silla que tenía disponible para sentarse estaba frente a mí, y era allí donde el chico se sentó, y empezó a beber y a mirarme, a desnudarme, a comerme con los ojos y cuando yo le iba a servir cerveza siempre me miraba y llenaba mi vaso, y la verdad, se me empezó a mojar la braga, tanto que llamé la novia de uno de los chicos de la mesa, con el que más intimidad tenía y la invité a ir al baño. Le conté lo que estaba pasando, y ella me dijo que si iba con ella, empezaría a prestarle atención y no tendría ninguna duda de tener sexo con él. Volví a la mesa y ahora que me iba a ayudar ya pedí llenar la mía y lo miré directo a los ojos, no apartó la mirada, y mi pequeño se entretuvo con amigos, y cuando era la 1 am le pedí que fuera y de camino a casa terminé mi noviazgo. Llegué a casa y fui a echarle un vistazo a la cara, y había una solicitud de amistad del chico, esperé media hora y el complemento, y él quería hablar, diciendo que conocía a mis tíos y hasta a mi madre, hablé y dije que estaba muy cansado, hablaríamos otro día.
Fui a la cara toda la semana y no salió nada, luego supe que trabajaba en el rancho del amigo que estábamos en la primera cena y que no había señal de celular. Cuando era viernes entró y ya me llamó, me preguntó si iría a un asado en casa de Pi, dijo que no, obviamente lo haría, porque yo sabía que mi ex no estaba en la ciudad, pero dije que no.
Es una pena, me muero por verte de nuevo, y nos despedimos, me dijimos que tenía que darme una ducha e ir a ayudar en la barbacoa.
Alrededor de las 8:30 pm Aline, la amiga que dijo que tendría sexo con él sin pensar, vino a buscarme para la barbacoa. Llegamos y vimos que éramos poca gente, con solteros solo yo y EL, el resto eran parejas que jugaban con la situación de ser los dos solteros. Después de que comimos la gente comenzó a irse, y nos fuimos a la sala en el segundo piso, y salimos al balcón a fumar y pronto él vino a fumar también, estábamos hablando, la maldita cosa comenzó a acercarse, dice que amaba mi olor y me besó y yo respondí, wow, no paramos de besarnos, hasta que las otras dos parejas comenzaron a burlarse y terminamos entrando y sentándonos con los demás. Después de aproximadamente una hora ÉL dijo que se iba a ir y me armé de valor y pedí que me llevaran, y me llevó a casa. Cuando nos detuvimos frente a mi apartamento me preguntó si no lo iba a invitar a pasar, le dije que mejor no, alguien que pasara y viera su auto allí, se rió y dijo que podía dejar el auto en el garaje, en mi caja, y que dudaba que yo tuviera el control. Dijo que sí, y pusimos el auto en el garaje, pero yo dije que era solo para hablar un poco más y luego se iría, y estuvo de acuerdo.

Cuando salimos del auto y fuimos a abrir la puerta que separa el garaje del hall de entrada, me tomó por detrás, y comenzó a besarme la nuca, sus manos tocaron mi cuerpo y en ese momento logré abrir la puerta, le pedí que subiera portado Abrí la puerta, le pedí que pasara y él vino a besarme, y salí y fui a la heladera y abrí rápidamente una de las cervezas que había dejado mi ex, tomé un vaso y se lo di, parece quien se calmó, y nos invitó a ir al área de servicio a fumar un cigarro, y apenas terminamos me disculpé para ir al baño, pero él vino detrás de mí y me atrapó en el marco de la puerta de la cocina, me dio una puta. Besé y ablandé, me apoyé bien contra mí y por primera vez sentí el tronco, el pinchazo duro me tocó, wow ya estaba loco de lujuria y eso me descontrolaba, intensifiqué los besos haciéndolos más lujuriosos, me volví en su espalda, y besó mi boca, en mi oído habló suavemente:
– Que lindo beso, estoy loco por demostrarlo;
wow, parece que era la última gota de agua que faltaba, porque me jaló de espaldas a él y metió su mano dentro de mis pantalones, pasó su mano por mi coño cubierto por la fina tela de sus bragas,
– Um, estás toda mojada;
Simplemente negué con la cabeza y le pedí que se detuviera, que era para sentarse y hablar de nosotros, pero metió la mano dentro de mis bragas y empezó a tocar mi pequeña grelinha, que era dura, metió la mano dentro de mi coño y me la quitó. mis labios, me giré y recibí un gran beso, rápidamente abrió los botones de mi camisa, y sacó uno de mis senos, cuando los vio duros, el puchero rosado comenzó a chupar, ya no ofrecí resistencia, y solo disfruté y no vi que el bastardo abrió el botón y la cremallera de mi pantalón y metió su mano en mi culo, mi braguita subió hasta arriba haciéndola desaparecer en mi reguinho y sentí la tira empujar mi botoncito, detrás del exterior La vergüenza logró tocarme el coño de nuevo y me moría por correrme, pero no tomé la iniciativa, y fue él quien abrió los pantalones y tomó mi mano poniéndola en su polla, wow, tenía miedo, debería ser el doble de la mía ex, pero atrapé la polla y pervertí completamente Me agaché y caí con la boca sobre el palo, lo chupé todo, besando mucho la cabeza rosada, pasé la lengua a lo largo de la polla y agarré mi cabello y lo metí todo en mi boca, no pude, no pude, y chupé todo lo que pude , y él hizo movimientos de ida y vuelta como si se estuviera follando mi boquita, me levanté completamente mareado y pedí sentarme en la silla, pero él me levantó y me colocó en la mesa de madera de la cocina, no ofrecí más resistencia y fue cuando me quité los pantalones, bragas, blusa y sostén, estaba desnuda, expuesta en la fría mesa de la cocina, él apartó las sillas y por el costado de la mesa se acercó y me besó en la boca, bajó a mis hermosos pechos y volvió a chupar uno y otro, morder el halo y ya estaba loco con los ojos cerrados, y esperando donde sería el próximo beso, sentí que la polla estaba cerca de mi boca y giré la cabeza hacia un lado y caí en mi boca, chupé sabroso, pero el bastardo se escapó y escuché que tiraban de una cadena, me senté en una silla, tiré o mis piernas y sentí el deleite de la lengua invadir mi delicioso coño, metí mi lengua allí y luego cepillé mi brote, y sentí que mi placer venía, y venía … yo venía en su boca, tuve varios orgasmos y el bastardo siguió chupando hasta quien se detuvo, y sentí la cabeza del pene forzando mi pequeño agujero, cerré las piernas, dije que sin condón no me enrollaría, pero él dijo que no sería un problema, se quitó los pantalones del piso y en su bolsillo había un condón, se bajó de la mesa y se sentó en una silla, me pidió ayuda, y eso es lo que hice, en cuanto terminé me tiró y me pidió que me sentara en su regazo, abrí las piernas y me paré, y me agaché, sentí la cabeza de la polla forzar mis labios y abiertos, esa cabecita me llenó por completo y dejé que la polla cuidara mi gruta, me sentí bien y comencé a rodar mucho, y traté de boca, me encanta meterme en besos, así que seguí rodando, hasta que mi disfrute vino y me escuchó, y me dijo que iba a terminar y explotamos en perfecto disfrute, y disfrutamos abrazándonos.

Lo invité a tomar una cerveza y fumarme un cigarrillo, nos levantamos, me puse las bragas y la camisa, él solo se puso la ropa interior, abrí una cerveza, encendimos un cigarrillo y nos dirigimos al área de servicio. Allí conversamos y fumamos los dos apoyados en la ventana, y cuando fue a buscar el vaso de ciervo me abrazó por detrás y me cojo sabroso, sentí que ya estaba con una polla dura, meneé la polla en medio de mi culo y cuando entró yo me estaba frotando locamente en el sabroso palito, en mi oído me dijo que tenía un culo maravilloso (en realidad dijo rabo), y noté que se bajó la ropa interior, metiendo el palito en medio de mis muslos, no probó me lo metí, solo me pidió que me apretara las piernas y sintiera la polla deslizándose entre los grandes labios de mi xaninha, la sabrosa diversión, yo estaba toda melosa, con ganas de pegarme de nuevo, y ahí fue cuando pasó el delicioso palo en mi rosado culo, sentí una cosa extraña, ya me lo habían pedido, pero nunca se lo había dado, sobre todo a un chico caliente que acababa de conocer, pero eso me dio pensamientos maliciosos que me dieron, imagínate si los adivinaba kkkkkk, él pondría todo en mi cola virgen , me tomó de la mano y me llevó a es la sala de estar, me quité la remera y las bragas y me hizo arrodillarme en la alfombra, me paré con la polla a la altura de la boca y me pidió que la chupara, guau esa polla mirándome, ahí dura, lista, no tenía dudas y besé la cabeza, lamí toda la longitud de la polla, sostuve la bolsa en una mano y la metí todo en mi boca, y chupé, chupé, pajeé esa hermosa polla, y lo miré con cara de monstruo, me encantó ver sus reacciones en cada comida, hasta que pienso en esa sensación de que lo haría correrse, me levantó y me puso a cuatro patas en el sofá, y literalmente cayó sobre mi coño rosado, y también le lamí el culo, me estremecí por todas partes cuando sacó la lengua. dentro de mí y luego lamí mi culo sabroso, wow qué delicioso deleite, justo después de sentir la polla caminar entre mis labios y la punta de la polla apuntando a mi gruta, dije que no había condón, y pregunté si al menos no podía ponerlo. la cabeza adentro sin condón, pero antes de contestar si sentía la cabeza del pinchazo forzar mis labios y quedarme dentro, solo tenía tiempo de decir, detente, imagina con mi ex que salí de 6 meses, no dejaría que nadie dijera sin condón, y traté de huir, quitando el pinchazo, pero se adelantó de nuevo y volvió a colocar la punta, la sacó, y puso la punta poniéndome cachonda, hasta que olvidé el bendito condón y recuperé mi cuerpo, provocando que esa deliciosa polla se me metiera por toda, e inconscientemente Empecé a rodar como loca, hasta que me agarró fuerte por la cintura y dijo que era su turno, guau, metió todo y sacó todo, y empezó a hacerlo cada vez más rápido hasta que le dije que me iba a correr, metió un dedo meñique en mi agujero rosa y dijo que se iba a venir, le pregunté, de hecho le rogué que saliera, y cuando estaba disfrutando caliente me tomó la polla y se acercó a mi botín y en la puerta de mi anillo rosa … él se sentó y yo me acurruqué en en su regazo, poco sabía que estaba recibiendo la mejor paliza de mi vida :-).
Pensé que por una noche estaba bien, mi pepeka ardía de pica, estaba delirando en mis pensamientos abrazé al macho y fue entonces cuando nos empezamos a besar de nuevo, y parecía que cuando empezamos era como una pistola de pólvora, y como estaba desnuda en su regazo. , comenzó a pasar su mano por mi cuerpo, prendiéndome fuego de nuevo, y pasó su mano por mi pepeka, que ya se estaba mojando, y sentí el volumen de la polla, y me estaba poniendo en una posición que podía chupar muy sabroso, pero él me tomó de la mano, y me llevó a la habitación, y ahí me puso en 4 y se puso de pie, luego me pidió que chupara, y ya chupé, empecé a chupar mucho, me lo metí en la boca y empecé a tomarlo muy fuerte, besó la cabeza y luego lamió toda la polla, hasta que me puso a cuatro patas hacia él, sin ceremonias metió la cabeza en mi xaninha y empezó a meterla, empujarlo todo y quitármelo, en una de estas caricias me rozó el culo, me estremecí, pero sentí algo bueno, y se agachó y lamió mucho mi cola, escupió con gusto y puñetazo u el dedo meñique en el culo, me quejé, pero pronto la polla se metió en el coño y acepté el dedo en mi culo virgen, hasta que me susurró que quería follarme el culo, y lo sacó de mi coño y sintió la presión de la polla contra mis uñitas, Dije que no,
– ¡Ven, déjalo, estará sabroso!

– Nunca me rendí, y mucho menos sin condón, él salió de la habitación y regresó con el vaso de aceite y un condón, y me volvió a poner a cuatro patas, y me pidió que me pusiera el condón porque quería correrse dentro de mí, y yo torpe y cachonda me puse el condón en el mástil, y volví a la posición de cuatro para él, y pronto sentí que metía la cabeza y toda la polla en mi coño rosado y pocos pelos y mientras estaba en él sentí que vertía el aceite en mi culo hasta que goteó en la cuneta, llegando finalmente a mi culo, me estremecí con ese líquido frío y pronto sentí uno, luego dos dedos en mi culo, y me quejé, y él empujó vigorosamente su polla en mi coño haciéndome olvidar. hasta que empecé a sacarlo y ponerlo, en uno de ellos sentí ese tronco forzando mis uñas, y se me metió la cabeza,
– Tómalo, sácalo, duele mucho;
– Cálmate, estará bien, deja que tu rabo se acostumbre a la polla,
luego ya no dolía tanto y cuando me tranquilicé sentí que empujaba, empujaba la carne hasta que se atascaba todo el culo, y me decía que rodara, y parece que queriendo deshacerme de la carne que me invadía, cada vez me quedaba más atascado, hasta que por fin sentí que esa cosa me dejaba, pero cuando solo faltaba la cabecita, el cabrón pervertido empezó en un ir y venir loco y me quemó, me moví a ver si paraba o venía pronto, me dijo que metiera los dedos en el coño y masturbarme, le dije que no podía hacerlo, así que él logró rasguear mi pequeña grelinha y yo estaba sintiendo una sensación maravillosa, estaba sintiendo que venía mi placer, y ya me lo tenía metido en el culo de placer, y le dije que iba a terminar, así que paró para masturbarme, me abrazó con fuerza por la cintura y me dijo que viera la polla en mi culo de buena gana y solo le pedí que se me acercara, que quería ver el polvo, que quería sentir la leche en mi cuerpo y en ese momento me vine y él como un caballo se quitó la polla, se quitó el condón, yo Me volví para enfrentarlo y se corrió, el primer chorro golpeó mi cara, luego mis pechos que hicieron un punto de extenderse sobre mi cuerpo, se agachó e incluso chupó mi coño haciéndome tener otro orgasmo. Me pidió tomar una ducha, le dije que sí y así fue, mientras me estaba divirtiendo todo, luego me fui a duchar y cuando regresé estaba vestida en la sala tomando una cerveza, me acerqué a él solo en camisón y le pregunté a dónde iba, me dijo. que el trato es que se quedaría solo un poquito, así que pregunté:
– ¡Duerme conmigo hoy!

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s